martes, 15 de octubre de 2013

POISON IVY & THE CRAMPS: A DATE WITH...


Se acerca sinuosa hacía mí, la Gretsh 6120 a la espalda y justo cuando está más cerca, la risa de Lux Interior hace que desaparezca al instante y congele el momento. Así es mi breve y frustrado encuentro onírico con Kristy Wallace, alias Poison Ivy. Hoy, una pareja como la de Lux y Poison, llenarían las vidas aburridas de aquellos que se quedan traspuestos con los "realitis" de la lamentable MTV; eso sí, ellos son reales, no son esos personajes preconcebidos y forzados que nos venden. Eran el corazón de los Cramps, joder, una de las mejores bandas del rock de la historia con obras memorables que recuperan lo mejor de la música en una década en la que los grupos verdaderamente interesantes no salían nunca por la radio ni por la tele. Quede constancia por mi parte que me considero gran fan del grupo y que beso el suelo que pisa la más grande, Poison Ivy Rorschach. Este es un breve paseo por mis favoritos de los Cramps.


Songs The Lord Taught Us (1980). No le des más veultas, obra maestra rotunda, con la presencia de Bryan Gregori, que abandonaría la banda poco después para dedicarse a otros oscuros menesteres. No es su primer disco, antes habían editado el salvaje Gravest Hits, pero es el primer larga duración, donde se encuentra el histroniosmo típico de Lux Interior, la primitiva batería de Nick Knox, el zumbido de la guitarra de Bryan y fuz infinito de nuestra heroína. Imprescindible, en mi memoria queda el impacto cuando escuché el primer tema del disco, TV Set, era rock de los 50's pero al mismo tiempo sonaba fresco, descarado; el disco fue grabado sin bajo y esto lo dispara en crudeza. Dos versiones memorables "Strychnine" y "Fever". Insisto, imprescindible.  





Smell of Female (1983). Pelotazo en directo con el nuevo guitarrista, Kid Kongo Powers (ex Gun Club). Es el primer vinilo que me pillo del grupo y empiezan mis sueños tórridos con Poison, quedo totalmente envenenado. Ahí está el tema "Phsycotic Reaction" que me llevará a conocer uno de los más grades grupos más grandes del garage americano, Count Five. 





A Date With Elvis (1985). "Aloha From Hell" en clara referencia a Elvis, que hubiera flipado con el grupo y con su alter-ego Lux Interior. Sin embargo, curiosamente le dedican el disco a Ricky Nelson. El favorito de los fans acérrimos del grupo, una maravilla en la que hay bombazos como "What's Inside a Girl?" y la divertida "Can Your Pussy Do The Dog?". Además Poison Ivy toca el bajo a parte de la guitarra. Ya te digo, una maravilla de chica.








Stay Sick (1989). Ya tenemos en el grupo a la bajista Candy del Mar, para subir, aún más la temperatura. Curvas y rock and roll a raudales. Espléndido disco, al mismo nivel que el anterior, me quedo con el febril tema "All Woman Are Bad"...¡qué más quisiéramos nosotros!.







Fiends of Dope Island (2003). No podemos pedirles más a esta gente. Más de veinte años después se mantienen en sus treces. No les quita un ápice de autenticidad, cosas como "Elvis Fuckin' Christ", "Papa Satan Sang Louie" son provocativas y divertidas. Año triste, por otra parte, porque muere Lux Interior y se pone punto y final a los Cramps. Un problema cardiaco lo quita del mapa lamentablemente ya que si escuchas este disco puedes comprobar que se encontraba en muy buena forma. Sí señor, ningún otro ha sabido llevar mejor los tacones de aguja.



6 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

A date with Elvis fue de mi primer disco de los Cramps. lo regale a un amigo entusiasmado por la portada y contenido. todavía me lo agradece de forma habitual. Y como dices dedicado a uno de mis ídolos Ricky Nelson. La inspiración necesaria para una obra maestra

Gonzalo Aróstegui Lasarte dijo...

Maravillosa banda, Antonio. Mis favoritos son sus dos primeros elepés, con esa cualidad tan rara de hacer nuevo lo atávico sin que deje de ser ni lo primero ni lo segundo (o en tus palabras sobre "Songs": "era rock de los 50's pero al mismo tiempo sonaba fresco, descarado"). Es decir, que yo no dejaría fuera "Psychedelic Jungle", obra sublime que espero tratar algún día en RG.

Un abrazo.

jesus dijo...

Yo , como Bernardo , A Date with Elvis fué mi primer disco de este grupo tan especial , fuí muy fan de ellos , y de ella , claro , quien no ; gran recuperación de una banda que recogió y reactualizó lo mejor de aquellos años que fuero testigos del rock´n´roll más primario ; gran rescate Antonio.
Un Abrazo.

Johnny dijo...

Cuando salió el "A date with Elvis" yo llevaba un año más o menos entregado en cuerpo y alma a los Cramps. Todavía estoy entregado en cuerpo y alma. Siempre estaré entregado en cuerpo y alma. Tuve la suerte de verlos 3 veces en directo y eso no se olvida. Decidí además honrarlos con mi primer Cd digital: el "Off the bone" que ya lo tenía en vinilo. Gran post, Antonio. Cramps forever!!!

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Javier de Gregorio dijo...

Lamentablemente ya no salen grupazos como los Cramps, terroríficos, tan personales, cáusticos, auténticos señores feudales del más prolijo "B-core" rock del planeta. Mi primera compra (cuando se publicó) también fue el "A Date With Elvis" y no he dejado de admirarlos desde entonces.
Muy merecida entrada para una de las mejores bandas de rock de la historia.
Saludps,
JdG