miércoles, 9 de octubre de 2013

BACK TO BLACK: HOUND DOG TAYLOR and The HouseRockers (1971)


Blues potente sin remilgos, saturado, pesado y retorcido. Así queda definida la hazaña de este bluesman de Natchez (Mississippi) en este su primer álbum que, también, inaugura el catálogo de uno de los más famosos sellos de blues de la historia, Alligator Records. Y vaya disco se monta este señor, con tan sólo una batería (Ted Harvey) y otro guitarrista - no hay bajo - (Brewer Philips). Un disco donde cualquier limitación se ve superado por la pasión por la música; sólo cuatro años después moría de cáncer y poco más dejaría grabado (dos discos en estudios y un directo). Bestia parda de seis dedos (en la mano izquierda), donde tocaba la fiesta,el alcohol y las mujeres (malas) estaban aseguradas. 


6 comentarios:

Anónimo dijo...

Por cierto que si habéis escuchado a Edu Big Hand, guitarrista madrileño, ya sabéis de donde saca ese particular matiz de voz al cantar...

Jose Antonio Garcia Castro dijo...

jajajaja....tienes razon anonimo..

bernardo de andres herrero dijo...

Grande que se lo pregunten a George Thorogood

RAFA dijo...

que grande. Yo ,no 6 ,sino 20 dedos me harian falta para tocar algo parecido a el. un saludo,

Javier de Gregorio dijo...

Uno de los más grandes y mejores discos de blues jamás grabado, así de claro. No le sobra nada. Hay que escucharlo con cierta regularidad para seguir apreciando lo buenísimo que es.
Saludos,
JdG

Johnny dijo...

Una pasada. A mí el disco que más me atrapa de él es el "Natural boogie". Un abrazo, Antonio.