lunes, 2 de abril de 2012

IDIOT WIND


Espantado estoy con el engendro televisivo que una de las cadenas privadas más conocidas ha puesto en marcha en los últimos días. Cuando todo parecía volver a la calma tras la explotación a la que fueron sometidos los concursos de búsqueda de nuevos “talentos musicales”, volvemos a las andadas. Al margen de la calidad que atesoran los participantes y la poca ética de los que juzgan a éstos; no se puede confundir a la gente de peor manera. Se trata de educar en la intensidad y la cantidad; en la búsqueda de la perfección del tono y el grito en el cielo. Un sinfín de momentos hipócritas y de la falsedad más absoluta se suceden: “se tú misma”, “no dejes que te manejen”, “a veces menos es más”. De espaldas a esto, la supervivencia de lo auténtico tiembla y se pone en peligro cada vez más. Fuera de mi blog el mundo es oscuro y frío, por muchas luces y gritos que se empeñen darnos.

2 comentarios:

Johnny dijo...

Creo saber a que programa te refieres, vi un trozo zapeando el otro día y me pareció patético y decadente. En fin, son los tiempos modernos. Saludos.

jose dijo...

Muy acertado el poner como contrarréplica a Kiz, ejemplo de que lo auténtico perdura por encima de la moda. Saludos