martes, 7 de febrero de 2017

TY SEGALL: TY SEGALL (2017)



Poco más de una década desde que el californiano veinteañero Ty Garrett Segall publicara su primer disco homónimo, nos aborda con su disco más redondo hasta el momento, a mi parecer el mejor de su carrera en solitario (participa en múltiples e interesantes proyectos como  Fuzz, Broken Bat and GØGGS, The Traditional Fools, Ty Segall Band...). Las canciones rompen con la opacidad de su anterior "Emotional Mugger" o con el tremendo glam rock de su magnífico "Manipulator", barroco a más no poder y donde lleva al técnica de los overdubs al extremo. Si en este "Ty Segall" sigue sin resolver su dependencia enfermiza de los overdubs, es verdad que las canciones son más directas, asequibles, pop sin perder la rabia garagera de la que tanto presume. Steve Albini produce, él sabe como canalizar la furia post-adolescente y darle forma hasta crear discos que alcanzan el nivel de clásicos en la música contemporánea. Garrett huye de etiquetas y es capaz de dar giros insospechados a las canciones, de pronto entra en un riff primo hermano de Black Sabbath, pasa a la abstracción sónica de Syd Barrett (curioso parecido con su nombre) y termina con el rock sensual del Mark Bolan de T-Rex o la genialidad del cabaret - pop de los Kinks. Así nos entrega nueve temas, casi diez, si incluimos la broma final del corte diez, "Untlited", un amago de canción de apenas diez segundos; nueve temazos de rock que arrancan con "Break a Guitar", donde se doblan las guitarras de Emmett Kelly y Ty Seggall, dejando un tema que firmaría un rejuvenecido Tony Lommi a ciegas. Cada tema es un portento de imaginación propia de un tipo que ha absorbido todas las músicas posibles y da con sensaciones alternativas como el puro acelero que supone "Freedom". Da rienda suelta a su lado más glam en "Warm Hands (Freedom Returned)", con ese desborde de guitarras que esculpen el  tema más largo del disco, acabando en un experimento más que serio de rock progresivo, ¿su próximo disco?. Uno de mis temas favoritos del disco es "Talkin", prodigioso es el solo guitarra que alumbra esta canción de claro corte country rock deudora de la escuela de los "caballos locos". Subida de adrenalina, con los desdobles guitarreros y riffs de infarto de "The Only One". En una reciente entrevista de Mojo a Steve Albini, leí que con el tiempo tenía casi claro que la mejor banda de todos los tiempos eran los Ramones, y eso se palpa en los arreglos de la desquiciante "Thank you Mr K". Me pasa que a medida que escucho este disco me acuerdo del "doble blanco" de los Beatles, de esas melodías escondidas, y otras veces demasiado desnudas, de los falsetes de John Lennon y de las acústicas de McCartney; los tres temas que vienen a continuación son de lo mejor que he escuchado en lo que llevamos de año, ese Segall más sosegado es capaz de articular temas que demuestran que estamos ante uno de los músicos con más talento del momento: la perezosa balada homenaje a su chica "Orange Color Queen"; la extraordinaria "Papers" donde se encuentra esas aristas más barrettianas, con la incursión de unas bellísimos arreglos de teclas y, por último,"Take Care (To Comb Your Hair)", bonita hasta el infinito, esta me la llevaba yo al "Revolver" del siglo XXI con los ojos cerrados. Su mejor disco, Segall firma su primera obra maestra; la esperaba, no tan pronto, pero la esperaba. 

2 comentarios:

Johnny JotaJota dijo...

No acabo de conseguir que me entre pero las dos muestras que has puesto me gustan. Oiré el disco. Thanks. Abrazos.

Jose Navas dijo...

YO NO SOY ni fan ni seguidor ni nada que se le parezca, pero de pillar con este disco...Un trabajo muy por encima de lo que nos ha ofrecido hasta ahora...Maravilloso disco...maravilloso post!!