miércoles, 11 de junio de 2014

HOLLIS BROWN, REINVENTANDO A LOS VELVET UNDERGROUND

Hollis Brown son una banda de NY que hace un rock estupendo, como corresponde a un grupo talentoso, joven y debutante. Su mejor materia prima la tienen en su álbum Ride On The Rain, un magnífico compendio de rock que deja sentir influencias de clásicos mayores como Stones, Byrds y The Band; este disco es su especial tributo a todas aquellas bandas que, sin duda, habrán apartado a estos chicos de esa vida vulgar y programada que nos envuelve cada día más. Jóvenes pero con una colección de discos envidiable a tenor de la música ante la que se rinden. Y a esto voy: ahora nos regalan una revisión del Loaded de los míticos Velvet Underground. ¿Necesita presentación semejante obra maestra? ¿Hay alguien que no haya amado y odiado al mismo tiempo este engendro parido por el maestro Reed? Porque, en eso no tengo duda alguna, el gran genio de VU fue Lou Reed; más en este disco del que se había encargado de borrar definitivamente a John Cale. Y es aquí donde empieza uno de los momentos claves de mi vida: el día que escuché el Loaded; porque además es el día que escuché por primera vez a VU. Siendo el disco más asequible de la banda maldita de NY, no me hizo falta hacer grandes esfuerzo para asimilarla. Luego, más tarde, llegué al Banana, White Light...y ya os podéis imaginar, sobran las palabras; pero eso es otra historia.
Ahora Hollis Brown (homenaje claro a alguien que me sé en el nombre) versionan el disco completo, pero al revés; es decir, empezando por esa maravilla melodía pop que es Sweet Nuthin' y acabando por otro tema de más calado pop si cabe, Who Loves The Sun. Y sí, imprimen fuerza, nervio y pelín de rabia a un disco con temas que funcionan como auténticos hits por separado. Los temas más populares, Sweet Jane (sin el arreglo inicial y en su versión completa) y el Rock And Roll son tratados con gran respeto y, sin bien ganan en instrumentación, echamos en falta la voz de Lou, llena de cinismo y prepotencia. Y la verdad es que casi que consiguen darle esa solidez que le faltaba a una banda llamada al fracaso desde que el propio Lou decide abandonarla antes de ver editado este disco. Esa magia aparece en este disco quizás por la manera de grabarlo; todos encerrados en un cuarto y del tirón (el cuarto que se puede ver en la portada)y además se nota que se lo están pasando pipa. Una delicia que hace más grande, si cabe, a un genio indiscutible e irrepetible.

8 comentarios:

RAFA dijo...

Pues gran recomendacion. El primer disco no me acabo de convencer, pero esto pinta muy bien. Gracias,

bernardo de andres herrero dijo...

No los conocia creo pero echare un vistazo al loaded versión. A riesgo de parecer raro mi disco favorito de la Velvet y es que soy del 3 y 4 mas que de los 2 primeros . bendita sea la salida de Cale

Rick dijo...

Son un buen grupo, aunque parecen quedarse a medio camino entre unas corrientes y otras: sus dos primeros discos van entre el country y el rock urbano, y algo parecido pasa con este homenaje a una banda en la que había un cierto tono europeo. Ese tono se pierde en estas versiones, tal vez porque efectivamente la voz de Reed es imposible de suplantar, no lo sé. Pero el resultado, con ser bueno, convierte a unas canciones que eran magníficas en material previsible.

Me parece a mí que la Velvet, tantos años después, sigue siendo mucha Velvet: lo mejor es dejarla como está y hacer versiones de otras cosas.

AntonioR dijo...

RAFA: a mí el primer disco me gustó bastante, aunque reconozco que pierde algo es posteriores escuchas, me parece un buen debut.

BERNARDO: Yo hay épocas en las que soy más del 3 y 4; pero esa combinación Cale-Reed era única, una bomba.

RICK: Se nota esa falta de definición en el estilo del que hablas pero me gusta especialmente las canciones, están muy bien construidas, ha pasión y mucha energía. La Velvet sigue siendo mucha Velvet...amén

Javier de Gregorio dijo...

Pintan muy bien estos neoyorquinos, y no se que diablos tiene esa ciudad que pone al personal las pilas de una manera tan cruda, y también tan "arty". Soy muy del "Loaded", quizás el album "más fácil" de la Velvet, sin que me parezca superior a los dos primeros discos de la banda. Típica banda de la que, por principio, me niego a escoger un disco favorito. Pero bueno, la cosa iba de Hollis Brown..., toma nota de esta gente.
Saludos,
JdG

AntonioR dijo...

Javier de Gregorio, lo llevamos claro cuando se trata de hablar de la Velvet, fueron muy grandes, unos clásicos intocables y este disco homenaje te va a gustar. Saludos

Johnny J.J. dijo...

Me pongo manos a la obra, todo lo que huele a Velvet me interesa y el tema que has puesto suena de pm. Merci, kamarada.

felixortega dijo...

Oye, pues fantástico blog el tuyo también. Tal como lo pintas, a estos Hollis Brown hay que echarles una escucha. Saludos.