sábado, 12 de abril de 2014

GUADALUPE PLATA (SALA FANATIC, 11/04/2014)


Fred McDowell muríó sin poder disfrutar de su sueño: comprar una gasolinera en la Highway 61, al poco de cobrar los derechos de autor por su tema "You Got to Move" que versionaron los Stones, falleció por cáncer. Blind Lemmon Jefferson, que grabó más de noventa títulos que definen los cánones del blues de Texas, murió una noche de invierno congelado en los alrededores del lago Michigan. Blind Willie Johnson, uno de los más grandes creadores de la historia de la música negra, murió sobre los escombros de su hogar de neumonía; horas antes había sido rechazado en hospital por indigente. El fantástico bluesman de Bentonia, Mississippi, Skip James,  después de un olvido de más de treinta años fue rescatado por otros músicos para grabar algunos temas que le permitieron pagar los altos gastos que tenía debido a su grave enfermedad terminal. Medio siglo después de que hayan desaparecido los últimos pioneros del blues sobre la faz de la Tierra, cien personas en un sala de conciertos bailan y miran poseídos a una banda de blues árido, polvoriento y escabroso como las pendientes de Sierra Mágina de donde vienen; se llaman Guadalupe Plata.

3 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

QUE la diosa fortuna les sea propicia lo merecen

Johnny J.J. dijo...

Tengo ganas de verles en directo. Todos los que lo han visto que conozco me han dicho que suenan de lujo. Abrazo.

Chals dijo...

Eso si es una suerte. Seguro que fue catártico. Un ttexto para enmarcar. Cuanta razón y cuanto ostracismo padecieron y padecen los grandes. Saludos