jueves, 30 de enero de 2014

BACK TO BLACK: OTIS SPANN, THE BIGGEST THING SINCE COLOSSUS

"Lo más grande desde el Coloso", pretencioso título para este disco que grabó el mejor pianista de blues de Chicago en 1969. Y no le faltó razón al bueno de Otis: esto es una maravilla, una de las cimas de la música negra de todos los tiempos, imperecedero y con temas que unen el blues y el rock como no se había escuchado antes. Y antes que nada convine situarse: la banda que lo acompaña son  los primeros Fleetwood Mac, cuando eran la banda inglesa más cotizada de blues-rock del planeta (con permiso de los Stones). Éstos se habían trasladado a Chicago a cumplir un sueño realidad: grabar un disco con sus héroes musicales en los estudios Chess. Por ahí pasaron Buddy Guy, Willie Dixon, S.P. Leary, J.T. Brown, Honeyboy Eduards y el propio Otis Spann. Fruto de aquello aparecen unas grabaciones gloriosas en dos volúmenes que os recomiendo encarecidamente. Entonces la banda pasaba por momentos difíciles: se une como una tercera guitarra Danny Kirwan, magnífico músico que le dio el punto agresivo y psicodélico al grupo; por supuesto el único tipo que podía hacerle sombra a Clapton a la guitarra, Peter Green; el tercero en discordia -nunca mejor dicho- Jeremy Spencer, cuya única obsesión era tocar la guitarra con todos aquellos músicos que un día tocaron con su admirado Elmore James; cerraban el combo los habituales Mick Fleetwood y John McVie. Todo bajo la producción del maestro Mike Vernom y consiguiendo una obra donde lo más tradicional del blues se une con unos jóvenes y curtidos músicos que exportaban el blues rock inglés que ya empezaba a tener el peso y la fuerza que más tarde le darían al rock grupos como Led Zeppelin o Jeff Beck. Pues eso, que les salió un disco cojonudo que tiene temas profundos que ponen la piel de gallina como "My Love Depends of you", "Temperature is Rising", "I'm nobody bussines" donde los chicos pálidos rozan levemente las cuerdas de sus guitarras bajo el hipnótico piano de Spann y su poderosa voz. Pero también te puedes encontrar temas como el prodigioso "Walkin'" donde el bluesman de Chicago se pone al nivel de los ingleses en un puro desborde de rock salvaje que apuntaba a los estilos que mas imperarían llegando los 70. Muy grande, tanto o más que el Coloso, sin duda una unión inspirada como aquella de los Canned Heat con John Lee Hooker, pero esa es otra historia. No te cuento más, escúchalo de cabo a rabo.

7 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

Voy a disfrutarlo de cabo a rabo el fin de semana

Gonzalo Aróstegui Lasarte dijo...

Menuda maravilla, compañero. Lo de Otis Spann sigue siendo de otro mundo.

Un abrazo.

RAFA dijo...

pero esto no lo conozco !!! hay que poner remedio ya !!! lo que comentas de los dos volumenes, cuales son ??
Ahora llevo un par de dias con Lilttle Willie Johm asi que estoy en el momento perfecto para escuchar a Otis Spann.
Muchas gracias,

AntonioR dijo...

Rafa los volúmenes de los que te hablo son documentos imprescindibles, donde puedes disfrutar de esas sesiones de grabación al natural, con arranques falsos y tomas alternativas. Yo los pude conseguir en una feria del disco y los guardo como oro en paño. Si quieres más información te mando este enlace:
http://en.wikipedia.org/wiki/Fleetwood_Mac_in_Chicago

Johnny JJ dijo...

Ni había oído hablar de él pñero entre tu entrada, el comentario de Gonzalo y demás tendré que hacérmelo mirar pronto. Salud.

silvo dijo...

MARAVILLOSO; saludos

Antonio Rodríguez López dijo...

Me ha gustado el disco, gracias