martes, 15 de enero de 2013

GUADALUPE PLATA: LA CARA MALA DEL BLUES


Sólo si eres del sur y de pueblo puedes llegar a sentir lo que esa portada significa; la virgen (entiendo que podría ser la virgen de Guadalupe) vigilando de lejos a un galgo negro como representación del mal o del mismísimo diablo. Son esos símbolos que enlazan con los miedos primigenios y nuestras raíces más oscuras; no sé que me da mas miedo del dibujo; recuerdo una sensación igual al tener delante de mis ojos la portada del primer disco de los Black Sabbath (que tuve que sacar de mi cuarto la primera noche porque se me disparaba la cabeza con esa imagen desdibujada). Y tiene que ser el mismísimo diablo el que más tiene que estar celebrando el nuevo trabajo de los Guadalupe Plata, tercero contando con el EP de presentación del grupo andaluz. Únicos en su especie en nuestro país sacan de cuajo la raíz más profundo del Mississippi en lamentos de slide sangrante; de canciones redondas y más contundencia que los anteriores discos, con bombazos como "Milana" o "No Me Ama" (el gran Walter Daniels a la armónica). Se plantean como uno de los grupos más singulares del panorama por el efecto que produce en el público y en los medios; más aceptado por el panorama indie o por el garagero que por el blusero: ¿para cuándo los Guadalupe en el Festival de Blues de Cazorla? Ya que han ido Loquillo y Rosendo, lo veo más apropiado, la verdad. Han conseguido que, a pesar de tener su origen musical muy lejos suenen muy a de aquí, es una sensación que no logro quitarme de encima cuando lo escucho; no pienso en las zonas húmedas y pantanosas del delta, sino, más bien, en la cara desierta y llena de grietas de Sierra Mágina. 
Si te vienes al sur y te encuentras con una venta que se llame "Guadalupe Plata",  no entres o acabarás bailando con muertos.

3 comentarios:

Johnny dijo...

Me ha encantado tu post, Antonio. Si no lo llegas a decir no me habría percatado de la estupenda portada. Tengo algún disco de ellos, ahora no recuerdo si este porque me los enviaron, me gustaron mucho con ese rollete oscuro que llevan, pero la verdad es que no los he oído lo suficiente, cosa que voy a remediar. El otro día me llegó una invitación para verlos en Valencia este próximo fin de semana pero me va a resultar imposible. Un abrazo.

Enrique Ramirez dijo...

Teniendo en cuenta que ya han tocado en el festival, incluso antes que Loquillo y Rosendo...

AntonioR dijo...

Efectivamente, acabo de leer en una reseña y ¡YA HAN TOCADO EN EL FESTIVAL DE CAZORLA! Pues me alegro y ¡ole! por la organización de ese "peazo" festival.