martes, 5 de junio de 2012

FATHERS AND SONS: DE PADRES A HIJOS


En 1969, en plena hambruna musical de nuevas sensaciones y decadencia de uno de los sellos esenciales del blues moderno, Chess Records, aparece esta obra maestra de la historia de la música. Un crossover entre lo más genuino del blues clásico de chicago y la feroz embestida de unos jóvenes que dieron a la música algo más que talento. Los padres eran tipos incontestables: Muddy Waters, Otis Spann y Sam Lay. Como en todas las familias, hubo hijos buenos y malos. Veamos

LOS HIJOS

  Paul Butterfield: Un nudo en la garganta, toda mi admiración para él. Tanto con la Butterfield Blues Band como con Better Days fue capaz de crear discos donde pasaba del blues al soul con la capacidad de mostrar su cara más purista y rompedora en estos estilos. Su profundidad como vocalista y harmonicista (Butterfield es a lo blanco lo que Little Walter es a lo negro) le empujó a ser casi-una estrella de rock (recuérdalo en The Last Waltz con Mystery train). Una vida de excesos le llevó a la mediocridad en sus últimos discos; una vida truncada con solo 45 años.
Discografía recomendable: los dos primeros discos con de Paul Butterfield Blues Band




 
Mike Bloomfield: el guitarrista de “Like Rolling Stone”; qué más puedo decir. Un genio absoluto, un ángel caído. Pudo reinar; su temperamento débil y una politoxicomanía galopante lo enterró con 38 años. Discos recomendables: todos los que grabó con The Paul Butterfield Blues Band y "Live in The Fast Lane"










 Buddy Miles: El último batería que tuvo Jimi Hendrix; sus discos en solitario son sencillamente ¡¡imprescindibles!! Épico, legendario y brutal con los palillos.
Discografía básica: todo lo que hizo con "The Band Of Gypsy" y el solitario "Electric Church"
 







Donald "Duck" Dunn: fallecido recientemente, el bajo de Stax records. Grabó, no sólo para imprescindibles del blues y el soul, lo hizo para gente como Rod Stewart, Bob Dylan, Tom Petty...
Discografía básica: no hay espacio en este blog. Una debilidad, las grabaciones con Mitch Ryder.








 


 Paul Asbell: guitarrista unido a gente como Hooker (John y Earl), Hopkins, O. Rush, Staples. Unanimidad en su calidad. Grabaciones en acústico imprescindibles.
Discografía básica: un incunable, "Don't have to worry" con Earl Hooker.







 


Phil Upchurch: guitarrista de prestigio; capaz de acompañar al escenario desde a Otis Rush, pasando por Curtis Mayfield, hasta al mismo Cannonball Adderley. Marca de calidad donde prestaba su guitarra o su bajo.
Discografía básica: tiene numerosos discos en solitario, la mayoría no los he escuchado, pero hay uno con George Benson de los 70's que quita el hipo, Good King Bad.








Sin duda de esos discos que fueron capaces de capturar momentos que ya no se volverán a repetir; de una época donde lo creativo se imponía a lo comercial; de miles de preguntas sin respuestas ¿cómo fueron las sesiones de grabación?¿quién puso aquella guitarra y quién aquel solo?¿quién era el que llevaba la voz cantante? ¿quién elegía el repertorio? ¿por qué no canto Paul ningún tema?...



2 comentarios:

Rafa dijo...

gran entrada, me has dado ganas de recuperar un monton de discos algo olvidados. un saludo,

Johnny dijo...

Joer, vaya joya de artefacto sonoro de buena familia. Saludos.