viernes, 11 de diciembre de 2015

BACK IN BLACK: JOHN LEE HOOKER, IT SERVES YOU RIGHT TO SUFFER

En noviembre de 1965 John Lee Hooker vuelve a entrar en los estudios de grabación con un reto fundamental: llevar el blues rural del Mississippi a lo más alto. De esta manera graba su mejor disco, uno de los más grandes de la historia de la música de raíces; olvídate de toda lo que has escuchado de él hasta ahora, de esos discos dulzones lleno de estrellas que babean junto a un anciano que desea dejar el futuro asegurada de su extensa familia. Esta es la Obra, es el Disco, una obra maestra rotunda. Con casi cuarenta años, revalorizado por el bum del folk, ficha para un sello tradicionalmente jazzístico, Impulse Records, y sin complejos se rodea de un elenco de músicos de estudio acostumbrados a grabar básicamente para auténticas leyendas del jazz. Son Barry Galbraith, guitarrista; Milt Hinton, al contrabajo; Panama Francis a la batería y con la colaboración en un tema del trombonista Dicky Wells (habitual en la banda de Count Basie en los años cuarenta). Hooker marca el tiempo, él es el jefe, ni de coña deja que un músico destaque dentro del concepto que va a defender durante el LP, es blues, primigenio básico, lleno de dolor y de boogie hasta los huesos. Ahí tenemos el arranque grandioso con la obscena “Shake It Baby”, sobrevive al minuto 2:02 tras ese grito de Hooker y el solo de guitarra, el fraseo del bluesman chulo que le habla a féminas cegadas por su boogie infinito, cómo calla a la banda, cómo la sube, me muero cada vez que lo escucho. “Country Boy” es el blues arrastrado que nadie en la historia podrá imitar, escobillas para la batería y voz temblorosa, estrictamente sexual, un tipo que canta para dar lástima y conseguir carne fresca,“soy un chico de campo, naufragando de ciudad en ciudad”. “Bottle Up & Go” es un tema que podrás escuchar en diversas versiones y con distintas letras a lo largo de su carrera, este es pausado y arrogante, el bluesman crecido ante músicos acostumbrados a partituras, tímidas guitarras de academia que se acercan de lejos a su Gibson destartalada y chillona. Cierra la cara con otra delicia, “You’re Wrong”, la interpretación bracea entre una sección rítmica sin fisuras, supeditada al hechicero, al hombre que les recuerda de la fuente que beben. Chapó al juego entre las dos guitarras, ahora para abajo ahora para arriba, le leche. “Sugar Mama” y “Decoration Day” tienen la misma estructura, fraseo de Hooker y posterior incorporación de la banda, ahí te das cuenta que es el tempo el que manda, ya tenemos a los músicos domados, Hooker es el rey del tempo, lo frena, lo acelera, con esa suavidad que necesitas escuchar una vez y otra para darte cuenta de su grandiosidad. “Money”, el tema de Bradford y Gordy se convierte en el boogie que nunca imaginaron sus autores, tosca, rocosa, con un trombón innecesario que apenas notas; a mí lo que me alucina es ese vibrato en la voz grave de Hooker, ese silencio de la banda en el puente, esa coda final, y otra vez el dominio del tempo. “It Serves You Right To Suffer” cierra y da nombre al disco, el hombre derrotado que merece todo lo que está sufriendo por su traición a la mujer que amó, el hombre que no pide el perdón, pide que llegue pronto ese final que le ahorre más dolor, si puede ser con algo de alcohol de alta graduación. Éste es mi disco de Hooker, éste es mi “back in black” imprescindible para cerrar el año.

8 comentarios:

RAFA dijo...

pues con esta defensa del disco que haces ya estoy tardando en buscarlo y escucharlo urgentemente, me has puesto los dientes muuuuyy largos. un abrazo,

Addison de Witt dijo...

Desde luego POM, absoluta, lejos de las luminarias que comentas, no se me ocurren mejores villancicos.
Saludos.

Gonzalo Aróstegui Lasarte dijo...

Me pasa como a Rafa, no le he escuchado y debo solucionarlo cuanto antes. Gracias, Antonio (y muy buena entrada).

Saludos.

bernardo de andres herrero dijo...

Acabo de encargar este astral Weeks bluesero

Luther Blues dijo...

Declarado de antemano al fiasco sin desentonar ni buscar acordes innecesarios,el maestro logro un resultado para hacerlos callar a todos .Imprescindible !!!
Un abrazo

Javier de Gregorio dijo...

Salgan de nuevo de la Iglesia y vuelvan cuando pequen lo suficiente. No habrá perdón de los pecados para aquellos que no adoren primero al John Lee Hooker de "It´s serves you right to suffer". Amen.
Saludos,
JdG

musicaquemesorprende dijo...

El disco es una maravilla, me cuesta imaginar a Hooker en un estudio con unos músicos de jazz.

Johnny J.J. dijo...

Me lo han recomendado muchas veces y todavía no lo tengo controlado como álbum, alguna canción suelta como Money sí, claro. Si tú lo recomiendas y si es tu back in black debe ser muy grande. Poniéndome al día. Un abrazo.