martes, 31 de marzo de 2015

THIS IS THE SONICS (2015)

Lamenté el tiempo que había perdido sin escuchar The Sonics, sólo hace una década que descubrí lo grande que eran estos chicos de Tacoma. De hecho conocía sus temas por otros grupos como The Withe Stripes, Fuzztones, Black Keys...pero nunca había recibido la descarga brutal con la quedé sin aliento al meterme entre pecho y espalda su "Here Are The Sonics" del 65 y su "Boom" del 66, artefactos sonoros que te cambian la vida cuando descubres que esta banda podía dejar a grupos vecinos como The Byrds o Beach Boys a la altura de un coro de monjas. Ponle todo las etiquetas del mundo: rock primitivo, garage, proto-punk...todas son válidas, pero la experiencia del recopilatorio "Jerden Years" habla por sí mismo de la valía de uno de los mejores grupos de rock de la historia. Las dudas me asaltaron cuando, tras su vuelta a la carretera desde hace año, anuncian nuevo disco para finales de marzo de 2015. Algunas grabaciones (como aquella que compartieron con Mudhoney, herederos directos de nuestros chicos sónicos) no prometían estar al nivel de sus años de gloria; una banda diezmada a tres de sus componentes originales (Gerry Roslie, vocal y teclas; Larry Parypa, guitarras; Rob Lind, coros, saxo y armónica) y unas producciones que los acercaban más a Black Sabbath que a ese sonido de unos clones de Little Richard asalvajdos restaba en su música. No podía estar más equivocado, voy por la tercer escucha seguida su bomba para 2015, "This Is The Sonics" y no doy crédito. ¡Discazo! Rock and Roll, garage brutal, temas redondos; con esa parte negra más salvaje del soul y del blues que los marcaron por encima de cualquier grupo de su época...y de ésta; porque después de esto, creo que esos jovenzuelos llamados The Strypes van a tener que colgar sus botas. Han sabido separarse de ese precipicio que es la posibilidad de ser un grupo más de hard rock del siglo veintiuno, para nada, mantienen sus credenciales en el sonido sencillo y directo del rock más clásico. La clave: la producción del muy muy grande Jim Diamond (The Fleshtones, The Mooney Suzuki, Dirtbombs, White Stripes...), un sabio de Detroit que conoce el negocio y como dar ese toque de autenticidad a los discos de rock contemporáneos. Ahí están las credenciales del grupo desde el inicio, "I Don't need no doctor" es un rock and roll que tras el riff inicial acaba montándose a lomos de un killer piano sublime, garganta prodigiosa, coros, panderetas y...como no, el prodigioso saxofón de Rob Lind. El disco sigue y sigue en la misma línea, el tema "Be a woman" es un brutal desarrollo garagero con desgañite final, una de las bombas del disco. Ya teníamos conocimiento del "Bad Betty", como adelanto del disco, y ese prodigioso duelo de hammond y saxo. "You Can't Judge A Book By The Cover" puede ser el tema más versioneado en los últimos años de los maravillosos años de Chess Records, esta versión sienta cátedra. The Hard Way, la brutal Sugaree, el solo brutal de armónica en Leavin Here y todos los demás conforman un colección del mejor rock clásico que se haya escuchado en lo que llevamos de año. Tanto que me ha venido a la memoria un disco que puede ser primo hermano, esa joya firmada por Daltrey-Wilco Johnson del 2014. Sí, y hay temas por los que daría un ojo Iggy Pop, por ejemplo ese "I Got Your Number". Así hasta "Spend The Night" y vuelta a empezar; adictivo y directo a lo mejor del año. Y ahora, estos son los Sonics del 2015...

9 comentarios:

Gonzalo Aróstegui Lasarte dijo...

Todavía no he escuchado el disco, Antonio (salía hoy, ¿no?), pero el año pasado les vi en directo en Getafe, y, aunque el sonido fue regular, los Sonics se salieron. Ganas tengo ya de hincarle el diente al plástico, el "Bad Betty" es acojonante.

Un abrazo.

Johnny J.J. dijo...

Lo tengo ya preparado en la recámara esperando para degustarlo estos días pascueros en el pueblo. Llevo más de media vida siendo muy fan de los Sonics y sinceramente no esperaba mucho y tu texto me inclina a darle prioridad absoluta. Gracias, kamarada. Viva el garage!

Alex Palahniuk dijo...

Imposible entender el garage sin ellos: The Sonics son, sin duda, una de las bandas más influyentes de la historia. Ganazas de escuchar lo último de ellos. Te dejo la última entrada de mi bitácora, por si te interesa. Abrazos, Antonio

http://www.ourgodsaredead.blogspot.com.es/2015/03/el-sistema-de-mario-conde-un-estudio.html

Luther Blues dijo...

Salvajismo (en el buen sentido) es lo primero que me viene a la cabeza al escucharlos ,voy a provechar para ponerme al corriente ,muchas gracias y un abrazo mi amigo

bernardo de andres herrero dijo...

Lo vi y creia que era una reedición de us obras. lo tengo en el punto de mira loclaizado y listo para ser disparado tras leer el post

Addison de Witt dijo...

Joder y yo sin entrar nunca por aquí, me he metido por el blog de Johnny, pero visto lo que hay por aquí volveré.
Me apunto este de Sonics para ya, no tenía demasiadas esperanzas con él pero después de leido lo leido.
Te linko en mi blog.
Saludos.

Rick dijo...

Sorprendente. La voz de Roslie, después de cincuenta años, sigue sonando casi igual de fresca y urgente. Y el resto del personal, tanto los veteranos como los nuevos, está a la altura. No sigo las “resurrecciones” de los grupos clásicos, que por lo general me parecen una pérdida de tiempo para los fans y un dinero innoble para dichos grupos, pero en el caso tan particular de los Sonics he decidido hacerte caso y me he llevado una gran alegría: no es una estafa, como suele ocurrir. Y me alegro. Da gusto ver que precisamente los pioneros (tras sus mentores los Wailers) son los que más respeto siguen mostrando hacia su profesión.

Sobre Joaquín Díaz, te he dejado una pequeña información en el bar.


Beefheart Smiles dijo...

Hola Antonio! Descubrí tu blog a través de Idiot Cierzo un blog amigo y eterno favorito. Si te parece bien intercambiamos direcciones de nuestros blogs.

Mariano

victor dijo...

Hola.....me he dado un paseo por tu blog..Y lo encuentro muy interesante.
Respecto ha The Sonics....menudo disco se han sacado de la manga..Es uno de mis favoritos de este 2015..Parece que lo hubieran grabado en los 60...junto a sus dos clasicos de aquel entonces.
Espero pasarame a menudo por aqui.
Un saludo