sábado, 29 de marzo de 2014

BACK TO BLACK: BUDDY MILES, THEM CHANGES


Orgullo de baterista, sí señor. Un músico marcado por ser el último batería de su majestad Hendrix, una bestia parda del funk. Miles tiene una carrera en solitario casi tan buena como con la gente que ha colaborado y la muestra la vas a tener en este disco. ¡Qué envidia me dais si todavía no lo habéis escuchado!; la voz y las baquetas la pone el chico negro y está que se sale. Os cuento: arranca con "Them Changes", inmenso tema a mayor gloria de su maestro y con la colaboración única de otro "marcado", Billy Cox, no me digas que el acople inicial te suena de algo; "Still I Love You, Anyway" es un hermoso tema donde demuestra que no tiene ningún complejo vocal y se explaya en una balada, de los momentos más emocionante del disco; con un marcado acento soul de metales prodigiosos se embarca en uno de esos temas que no quieres que se acabe nunca, "Heart's Delight", compuesta por el mismo y con unos arreglos fastuosos; atención con este tema, de Gregg Allman, "Dreams", el sólo de teclas (piano, órgano y clavinet a la vez) no tiene comparación con nada que hayas escuchado antes; y la cosa no acaba ahí, "Down by The River" de Neil Young no te sonará nunca más igual después de escuchar esta versión, la emoción de la canción se convierte en un gran sueño de ácido y soul psicodélico, y te recuerdo que estás sólo en la mitad del disco; en el minuto 23 del disco ya no vas a ser tú, "Memphis Train" de Rufus Thomas, si tienes un bajo en casa no pararás hasta sacar el fraseo que envuelve a la canción, muy grande, de verdad, prodigio vocal sin excesos; ¿qué te pensabas? Pues sí, la hora del blues, y además instrumental, "Paul B, Allen, Omaha, Nebraska" (curioso título que hace referencia a su lugar de nacimiento), con un intercambio de solos a mayor gloria del batería que por algo es aquí la estrella; "Your Felling Is Mine" es la guinda final por este sensacional disco, no existe la decepción, lo vas a flipar. Una obra maestra que huye de excesos instrumentales, jams interminables y laberintos psicodélicos propios de la época; que además suena fresco, actual, independiente del curso del tiempo como tiene que sonar un clásico.

6 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

Una buena razon de funk ardoroso para un sabado. Gran propuesta. casi me levanto de la misma manera pero lo que he comenzado hoy a preparar caera en proximos días. Buddy eer magnifico en toda su extensión y este es su tratado de bateria.

bernardo de andres herrero dijo...

Se me olvidaba Mickey en mi otro lado

Jose Navas dijo...

Lo siento pero no puedo evitar el tópico de remontarme a Band of Gypsys. Hendrix no lo queria pero se equivoco. Su negra bateria y su negra voz, convierten a ese disco de Hendrix en lo mas grande de la musica NEGRA. Increible post

JLO dijo...

me atrajo que sea baterista... y que haya sido de la banda de Hendrix además, aunque con él no sobresalía ninguno.... ya lo estoy escuchando, gracias!

Johnny JJ dijo...

Este disco lo descubrí hace relativamente poco tiempo, un par o tres de años a lo sumo. Es verdad, suena fresco y atemporal. Me acaba de apetecer recuperarlo. Abrazo.

Javier de Gregorio dijo...

Reivindico ese Band of Gypsys como el asalto de los Black Panthers al poder blanco del rock. Inmensos, y Buddy Miles tuvo el honor y privilegio de ser uno de sus exponentes más destacados.
Saludos,
JdG