martes, 21 de mayo de 2013

FAT POSSUM: REMOVIENDO EN LAS AGUAS DEL MISSISSIPPI



La primera vez que escuché hablar del sello independiente Fat Possum, tenía como referencia el disco de los Black Keys " Thickfreakness" del 2003, un disco potentísimo de blues rock que se inspiraba en una serie de bluesmen que grababan para dicho sello. Eran bluesmen olvidados, casi leyendas, que siendo muchos contemporáneos de otros más famosos, no habían conseguido el éxito o se habían resistido a él. Fat Possum, afincado en Oxford Mississippi (la proximidad geográfica facilitaba el encuentro con estos héroes locales) los dio a conocer en su catálogo a la mejor generación de músicos de blues desde los tiempos dorados de Chess y supo extraer todo lo crudo y rudo que había en éstos; con producciones que en la mayoría de los casos electrificaban su blues rural y lo convertía en pelotazos de punk - blues que me recordaban a los discos iniciales de MC5, Stooges, Velvet Underground...El catálogo no se quedaba ahí, también congregaban a grupos y solistas que han ido alcanzando las cotas más altas dentro del negocio tales como Band of Horses, Caveman, The Felice Brothers...hasta la increíble vuelta del gran Solomon Burke "Don't Give Up On Me" . Finalmente te sonarán del sello los disco últimos de Jimbo Mathus e Iggy Pop.

Estas son las joyas de Fat Possum:




1. R.L.Burnside: natural de Oxford, era lógico contar con el vecino como primera y principal baza. El resultado es uno de los mayores éxitos del sello; un bluesman como la copa de un pino, injustamente olvidado; fue increíble que le llegara el éxito cuando tenía casi ¡70 años!, grabando disco espectaculares como el A Ass Pocket of Whiskey que además estaba producido por otro fan del sello: Jon Spencer. Bestial me parece el Burnside on Burnside en directo acompañado por sus hijos, donde toda la rabia de sur negro es vomitada en directo por una actuación memorable. Es cierto que en discos posteriores se le va un poco la olla al amigo de los Blues Explosion y le mete algún ruido de sobra. Un crack, un tipo que `por fin es nombrado en las enciclopedias de blues con mayúsculas.

2. Junior Kimbrough: Se cuenta que los Stones, Iggy y algunos otras rock stars bajaban hasta Holly Spring para ver actuar en las tabernas a Junior Kimbrough. Después de escucharlo me di cuenta de donde habían sacado los Black Keys muchos de sus licks y riffs; toca como no había escuchado a nadie, en ocasiones se mezcla con influencias cherokee, muy característico de la zona. Escucha su disco Sad Days, Lonely Nights del 92, tendrás que pellizcarte más de una vez. No vivió mucho para disfrutar de su tardíó éxito, murió en el 98.

3. T-Model Ford. Este tipo seguro que no saldrá en ninguna enciclopedia, su verdadero nombre es James Lewis Carter (bastante comercial, por cierto, no sé a que vino cambiarse el nombre por la marca de un coche), no saldrá en las enciclopedias pero si en los archivos locales de la policía de Forest, Mississippi. Y a pesar de haber dado con sus huesos más de una vez en el trullo, no se redime el tipo a pesar de lo que diga en las entrevistas; sus discos (buenísimos todos) es un compendio electrificado del mejor blues rural; simple, crudo y con letras que hablan del dolor, la soledad y litros de alcohol. Es mi favorito del sello, escucha el genial Pee-Wee Get My Gun o esa maravilla que es Bad Man y me cuentas.


4. Elmo Williams y Hezekiah Early. Poco puedo decir de estos tipos, Take one to Know one es una bestialidad de guitarras supersaturadas, armónicas oscurecidas y letras que hablan de todo lo que una persona "honrada" no debería hacer. El primero toca la guitarra (¡una Yamaha!) y el bajo; el segundo toca la batería y al mismo tiempo ¡la armónica!. Su segundo disco Made in America me decepcionó un poco, fue más de lo mismo pero con menos alma que el anterior.

5. Paul "Wine" Jones. A sus 48 años (un adolescente para el blues de Fat Possum) graba para el sello pidiendo permiso en la granja donde trabaja y se marca dos discos esenciales Pucker Up Buttercup y Mule. Dos muestras de blues clásico pasado por fuzz, overdrive, pedal wah-wah y toda la distorsiones posibles, una voz que podría encajar con los mejores barítonos del blues del West Side. 

6. Jerry Roll Kings. Y para terminar un trío esencial, el formado por: Big Jack Johnson, Sam Carr y Frank Frost; que con el espectacular Off Yonder Wall dan una clase maestra de lo que se puede conseguir con una guitarra, un hammond y una batería; se mueven por clásicos de Chicago lo mismo que temas instrumentales al más puro estilo Booker T. Es el único grabado en el sello Fat Possum y posiblemente lo mejor que han hecho nunca. 

Me he quedado corto, ahí van otros esenciales: Cedell Davis, Robert Belfour, Asie Patton, Charles Caldwell...




5 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

el de junior es qu emás me ha gustado , RL Burnside no acabo de entrar en sus discos. Del rsto ni dea pero el de Jerry Roll me sono rematadamente bien por lo que lo buscare para tomar un poco de ración bluesera.

Johnny dijo...

No conozco nada de los que destacas de este sello pero después de oirlas me han parecido todas las propuestas muy interesantes, con especial mención a Junior Kimbrough que además tu texto me había producido especial atención. Abrazo.

Martín Sassone dijo...

Cedell Davis y la colección de George Mitchell. Imperdible

Vinilo Man dijo...

Muy buen blog che! Te quiero invitar a un foro que llevo a cabo con amigos, el registro es gratuito

EL ARCHIVO DEL VINILO

http://vinilosrip.foroactivo.com/forum

Saludos!

Psicodelia Pura dijo...

Genial! No conocia, siempre me llevo una sorpresa con tus posteos