jueves, 18 de mayo de 2017

REV. SEKOU: IN TIME LIKE THESE (2017)



Curiosamente, la religión, ese más que demostrado opio del pueblo, en muchos países está unido a la resistencia y lucha a favor de los derechos civiles en defensa de los más desfavorecidos. Digo, curiosamente, porque no es lo que conocemos por estos lares. 
Desde hace décadas existe un movimiento claro en los USA encabezado por religiosos que han llegado a liderar, con trascendencia internacional, los derechos de la población negra. El reverendo Osagyefo Sekuo es un tipo de ese estilo, que además tiene un bagaje importante como autor de documentales de denuncia y publicaciones sobre teología (glup). Y ahí no acaba la cosa, este hombre canta a un nivel increíble y éste "In Time Like These" es su disco debut.
Ni corto ni perezoso el reverendo Sekuo se marcha a los estudio Zebra Ranch en Hernando, Mississippi y pone a los dos hermanos Dickinson a trabajar sobre el tema, resultando un disco, a mi parecer que esta musicalmente por encima de todo sentimiento religioso o activismo político. Es un disco de música negra de muy muy alto nivel donde el reverendo demuestra que lo mismo leía la biblia que se empapaba escuchando discos de Little Richard, Hendrix o Percy Sledge. 
El buen hacer de Luther Dickinson es capaz de encumbrar cualquier disco al séptimo cielo y su hermano, que ya empieza a hacer trabajos en solitario de lo más interesante, son garantía segura como lo fue su padre anteriormente en la producción. La guitarra slide eléctrica de Luther es la más importante de la historia de la música desde que la colgara forzosamente Duane "Dios" Allman. El tema inicial "Resist" que enlaza desde un encendido sermón marca las credenciales del disco: órgano eclesiástico de rigor, riffs de guitarras al diez, bestiales coros criados a capela en cualquier iglesia evangelista del Harlem, subrayado de metales y viscerales lamentos que llaman a la rebelión ¿pacífica? y a la resistencia policial, "We want freedoom and we want it now" canta sin hacer concesión alguna. Así reinventa el tema de otro gurú, Bob Marley, y enfoca su "Burnin' and Lootin"  abandonando el tono reggae y tomándolo en un medio tiempo soul con una guitarra de ensueño de un Luther en estado de gracia; definitivo es en el disco la presencia del legendario hammond B3 de Charles Hodge, que si es el mismo que creo yo, estamos ante una leyenda absoluta que asocio a gente como Jemes Carr, O.V. Wright o Al Green. Échale un oído a "We Who Believe" o a "Lord I'm Running" y me cuentas. Y  me sigue llamando la atención la entrega de los hermanos Dickinson, volcados como si se tratara de un disco de los NMAS o bien se han convertido a la religión evangélica, a saber. Uno de los temas grandes del disco es ¨The Devil Finds Work" donde saca el tema del trato discriminatorio que hace el cine de la gente de color, temazo en el que pasa del blues a un gospel acelerado de infarto. "Loving You Is Killing Me" es otro temazo que confirma el potencial del reverendo como cantante soul, el día que que abandone el hábito y se pase de lo sacro a lo profono tenemos banda sonora para noches de pasión, jejeje; otro acierto es "Problems" en ese estilo que va en crescendo hasta acabar con un Dickinson dándolo todo. Un disco muy completo, sin descanso y aprovechable en sus doce corte. Tenemos algo grande entre manos, seguro, cómpralo en tu iglesia más cercana.

5 comentarios:

CarlosBluesRos dijo...

Buuuf, este no hay duda. Te atrapa a la primera ¡¡

Johnny JotaJota dijo...

Ostras, cómo mola este Reverendo. Que su opio nos invada. Voy a investigar más. Thanks. Abrazos.

bernardo de andres herrero dijo...

me hare acolito del mismo me voy a buscar ese Evangelio

Luther Blues dijo...

En la semana que justo estoy metido de lleno con el Ton-Ton Macoute! de Johnny Jenkins en la que Duanne mete todas las violas apareces con esta maravilla . Un gran trabajo en los vientos hay que recalcar y los hermanos que a cada paso van demostrando sus grandes virtudes tanto adelante como en bambalinas ,un abrazo y buena semana

Reinasalamandra dijo...

Bueno, bueno.