sábado, 1 de noviembre de 2014

THE DETROIT COBRAS: RETROGARAGE EN LA MOTOR CITY

"Para qué hacer nuevas canciones si lo mejor está grabado ya". Honestidad absoluta en esta banda de Detroit; y no es que nacieran bajo la influencia de ninguna banda clásica, es que ¡las copiaban directamente! Pero, cuidado hermano, menudo combo: guitarra abrasivas de Mary Restrepo y Steve Shaw; sección rítmica con la solidez de una banda clásica estilo Motown, Jeff Meier(bajo) y Damian Lang (batería); además de una de las mejores voces blancas del rock de los últimos años, Rachel Nagy. Pura arquelogía del rock, rescatando temas imprescindibles de los 50 del rythm blues y el rock más clásico con una fuerza basada principalmente el los fundamentos más ortodoxos del soul. Desde su inicio, con la brutal portada del antológico "Mink, Rat or Rabbit" (1998) donde recogen temas de Marvelettes, Shangrilas, Shirelles, Irma Thomas o The Five Royales que suenan nuevos y potentes, incluso meten una versión de los muy grandes Oblivians, "Bad Girl". Este podría ser su principio y su final porque a lo largo del resto de su discografía sólo hacen repetir la fórmula una y otra vez, con leves cambios en la banda y con una Rachel engrandecida por el éxito de la prensa muiscal y del efecto hipnótico de sus caderas. En el 2001 se entregan en otro plástico imprescindible, "Life, Love and Leaving" donde repiten en algunos de los grupos seleccionados para los covers, metiendo de manera más explícita maravillas del universo soul: "Find me a Home" y "Stupidity" de S. Burke; "Shout Bama Lama" de su majestad Otis Redding o "Can't Miss Nothing" de Ike and Tina Tuner. Me quedo, de manera especial, con el EP de 2003 por todo lo externo e interno a él; me encanta el formato, la portada a lo Creepy y la fuerza inusitada de sus versiones que hacen suyas desde el principio y eso que hablamos de originales de Koko Taylor, Gloria Jones o The Staples Singers. Este disco es incluido junto a otro puñado en su LP del 2007, "Baby". Su historia discográfica en estudio acaba con "Tied and True" otro más que recomendable artefacto de black-rock garagero donde rescatan temas de grupos de la época como The Flirtation, The Cookies o The Melodians. A pesar de los cambios que ha sufrido la formación desde sus inicios se mantuvo el dúo de féminas Nagy-Restrepo, porque desde el principio en este grupo los pantalones los llevan ellas.Sí señor, si tienes la discografía The Detroit Cobras, tienes un buen pedazo de historia de la música.

4 comentarios:

Jose Navas dijo...

Aqui si que me has tocado...Que grandes por favor!! Retro-rock de muchos kilates. Pedazo de post. Gracias

bernardo de andres herrero dijo...

Grandes recuerdos y grandes discos1215

Johnny J.J. dijo...

No tengo casi controlado este grupo aunque todo lo que leí era bueno. Esas muestras que has puesto me han gustado mucho. Nunca es demasiado tarde. Abrazo.

Javier de Gregorio dijo...

Más que encantarme la banda, me PONE A MIL, es una de mis preferidas cuando la trempera matinera me toca los huevos sin ningún provecho aparente. Tengo sus "MINK, RAT OR RABBIT" y "LIFE, LOVE AND LEAVING" grabados a fuego en mis abultadas ancas. Tanto celebro esta entrada que raudo voy a prepararme un "ajenjo siglo XIX", aquella pócima que en algunos garitos escondidos espolvoreaban con stardust.
Saludos,
JdG